¿Donde está Dios en medio de esta pandemia?

Estilo de vida 16 de agosto de 2020 Por Identidad Noticias
Una pregunta muy válida para este tiempo. Cuando fuimos creados por Dios, en su corazón y mente nunca estuvieron los pensamientos de: muerte, aflicciones, abusos sexuales, adicciones, guerras, catástrofes entre muchas otras cosas. El nos creo para vivir eternamente en comunión con él.
Dios-en-medio-de-las-crisis-mid

Todo lo antes mencionados ha sido un daño colateral de una mala decisión. Escucho personas que culpan a Diós, Adán y Eva de lo que está pasando. ¿Acaso Dios no sabía que esto pasaría? La respuesta: el no creo robots, el creo seres humanos con capacidad de pensar dándoles libre albedrio. Cuando el pecado entro al mundo hubo una transferencia de autoridad. Por eso vino Cristo para poder redimirnos de la maldición de aquella mala decisión.

Mi pregunta hacia ti es ¿porque aún sabiendo lo que es bueno y malo muchas veces sigues haciendo lo que sabes no es correcto? ¿Porque siempre los seres humanos queremos culpar a Dios de lo que sucede?

¿Donde está Dios en medio de esta pandemia?

-Dotando a los médicos, enfermeras, profesionales de la salud con sabiduría, compasión y fuerzas para batallar contra este virus.
-Enseñándole a los gobiernos que todos somos iguales de vulnerables.
-Derribando el concepto de que el dinero todo lo puede comprar porque hemos podido ver que este virus no hace acepción de ricos pobres, raza o color.
-Reestructurando el concepto de “iglesia” obligándoles a salir de las 4 paredes y evangelizar, predicar una sana doctrina y ser empáticos con los demás.
-Consolando a los que han perdido un ser amado. Los que se sienten sin fuerzas y sin deseos de vivir porque la depresión y ansiedad los está consumiendo.
-Enviando a sus ángeles para que estén a lado de cada enfermo sosteniéndoles y ministrando sus vidas hasta que sanen.
-Transformándonos y ayudándonos a entender que el mundo solo nos ofrece una falsa libertad.
-Mostrándole cada ser humano lo frágil de la vida, como puede cambiar de un día al otro.
-Uniendo familias, amistades, comunidades enteras. Haciendo que esta distancia les haga valorar la importancia de un beso, y un abrazo.
-Reestructurando nuestra listas de prioridades.
-Quitándonos las vendas en cuanto al concepto de que Dios es un mito y la biblia solo un libro más.


Como vez Dios ha estado muy ocupado ¿Y tú QUE HAS HECHO?

Fuente: Palo Magazine

Te puede interesar