River goleó a Gimnasia en la noche de los penales y llega afilado al Superclásico

Deportes 13 de marzo de 2022 Por Franco Centurión
Con goles de Enzo Fernández, Julián Álvarez, Juanfer Quintero y Braian Romero, el Millonario aplastó 4-0 al Lobo y es otro de los líderes de la Zona A de la Copa Liga Profesional.
river-3-0-gimnasia-gol-de-juan-fernando-quintero-de-penal_862x485

Con goles de Enzo Fernández, Julián Álvarez y Juan Fernando Quintero, todos de penal, River golea 3-0 a Gimnasia en el Monumental y es otro de los líderes de la Zona A, por la fecha 6 de la Copa Liga Profesional.

 
En la previa del partido, Matías Suárez (el fin de semana pasado ante San Lorenzo volvió a jugar después de cinco meses) quedó afuera del banco de suplentes a minutos del choque con el Lobo por una molestia en la rodilla derecha (la misma que lo tuvo a maltraer durante el 2021 y que lo obligó a pasar por el quirófano).

Mientras que Enzo Pérez (se perdió los últimos dos juegos, San Lorenzo y Deportivo Laferrere, por una lesión en su isquiotibial derecho) juega desde el arranque antes del Superclásico.

En el primer tiempo, Gimnasia le cedió la pelota a River pero supo contener el dominio inicial de su rival en el Monumental. Hasta tuvo los primeros avisos del partido a través de los cabezazos de Cristian Tarragona, por ataques que terminaron en centros desde la derecha.

Sin embargo, en el momento más incómodo y sin desarrollar una tarea extraordinaria, el Millonario se puso en ventaja gracias a una jugada aislada: Esequiel Barco quiso tirar un sombrero dentro del área grande y Tomás Muro cortó el ataque con su brazo derecho.

 

El árbitro Hernán Mastrángelo no dudó y pitó la pena máxima. Inmediatamente, las cámaras de la transmisión oficial enfocaron a Enzo Fernández, quien le pidió el penal a Julián Álvarez y puso el 1-0, a los 29 minutos.

El Lobo sintió el golpe en Núñez y le costó mucho volver a elaborar una situación clara de riesgo, lo que le permitió a River jugar más cómodo. Y claro, la capacidad individual del local volvió a hacer la diferencia a los 44, gracias a otra maniobra de Barco.

El ex Independiente se metió en el área y fue derribado por el arquero Rodrigo Rey. Esta vez, el turno fue para Álvarez, quien alcanzó la marca de Lucas Alario para convertirse en el segundo máximo goleador de la era Marcelo Gallardo.

De una noche no tan dominante para River a un castigo excesivo para Gimnasia, que ya sufrió cinco penales en contra en lo que va de la Copa Liga Profesional, antes de volver a los vestuarios.

Te puede interesar