Cinco claves para escribir el CV que todo empleador querrá leer

Sociedad 08 de septiembre de 2021 Por Franco Centurión
Elaborar un CV es una tarea ardua, debe ser persuasivo y atractivo, que motive a numerosos reclutadores a ponerse en contacto con el interesado. Aquí las recomendaciones de un experto.
54FY57WWUVDXBD74RUXDXI7EPU

Con el paso de los años los formatos y los contenidos a incluir en los Curriculum Vitae, CV, se han ido modificando. Cuando hace muchos años estaba permitido sumar varias páginas impresas con los antecedentes laborales, de estudio y conocimientos en general, actualmente hay que concentrarse en captar la atención de los reclutadores en el tiempo reducido que estos tienen y evitar que pasen a otro CV de los muchos que tendrán en su casilla de correo electrónico. Qué se debe tener en cuenta para ser efectivo.

Escribir un CV es tarea ardua y debe repetirse cada vez que se busca empleo. El secreto será elaborar un documento persuasivo y atractivo que motive a los empleadores a ponerse en contacto para, al menos, continuar indagando en las características profesionales del interesado en el puesto.

La atención de quien busca personal debe lograrse en poco tiempo, posiblemente unos pocos segundos, sino se logra, pasará a otro CV, por lo tanto se trata de una tarea francamente difícil.

¿Qué es lo que los empleadores realmente quieren ver en un CV, además de los datos de contacto obvios, el historial laboral, etc.?

Andrew Fennell, quien se ha desempeñado como reclutador en diversas compañías, detectó cinco características clave que los empleadores quieren ver en los candidatos exitosos por lo que será necesario enfocar el CV en esos puntos para lograr buenos resultados en el mercado laboral.

Un diseño y formato sencillos

Es necesario tener en cuenta que los reclutadores son personas muy ocupadas y buscan encontrar rápidamente la información relevante del postulante a un cargo. Por eso se debe captar su atención lo más velozmente posible, antes de que pase a otro CV dentro de su bandeja de entrada.

Por otra parte, la presentación del CV no es una cuestión meramente estética, sino relevante. Se debe elegir un diseño simple y ordenado y una fuente clara, porque esto hará que la tarea de leer el CV sea una experiencia mucho más fácil y agradable para una persona a la que, justamente, se debe predisponer de la mejor manera. Con un diseño apropiado, cualquier reclutador podrá desplazarse por el documento y detectar rápidamente los puntos clave que demuestran que uno es un buen candidato para el puesto.

Por el contrario, un currículum desordenado con fotos, gráficos de habilidades y otras características de diseño innecesarias dificultará que los lectores encuentren lo que buscan y, lo más probable será que el reclutador pase a otra cosa.

Por eso, un consejo importante de Fennell es simplificar las cosas mediante el uso de un documento de texto sin formato, una fuente limpia y mucho espacio en blanco en la página. Divida el CV en secciones claras con encabezados en negrita y use muchas viñetas; esto dará como resultado un porcentaje mucho mayor de reclutadores que leerán todo el CV que si opta por un diseño complejo.

Detalles relevantes

Los detalles son cruciales, pero no lo serán en caso que estén desactualizados o sean irrelevantes para el puesto que se está solicitando. En ese caso, solo ocupará un espacio precioso que podría aprovecharse mejor.

Por esta razón, es mejor enfocar el CV en los últimos uno a tres años de la carrera. Esto incluye el puesto más reciente y cualquier calificación o habilidad importante que se haya adquirido en los últimos uno a cinco años.

Al concentrarse en un período más pequeño del pasado profesional, se da la oportunidad de entrar en más detalles y compartir los logros más recientes e impactantes.

Como concepto hay que tener en cuenta que todo el mundo se desarrolla y aprende con cada día de trabajo, por lo que el reclutador no necesita saber lo que la persona era hace 10 años; quieren saber por qué es apta para su puesto en ese momento y qué puede aportar actualmente el interesado en el cargo.

Generar impacto

Es posible que haya habido un momento en el que simplemente describir las responsabilidades pasadas fuera suficiente, pero en el competitivo mercado laboral actual, será necesario demostrar cómo se ha generado un impacto con el desempeño anterior.

Esto significa incluir los logros clave y mostrar cómo se agregó valor real en roles anteriores. La mejor manera de hacerlo es proporcionar muchos hechos y cifras y siempre relacionar las responsabilidades anteriores con el impacto que tuvieron en el empleador.

Por ejemplo, proporcionar evidencia de cómo se ayudó a aumentar las ganancias e incluir ejemplos sólidos de ingresos o ventas, ayudará a los empleadores a visualizar exactamente cómo podría el interesado ayudar a mejorar sus resultados.

Como los empleadores cada vez más usan las redes sociales para reclutar profesionales será importante obtener algunas recomendaciones de LinkedIn por parte de exgerentes. Esto permitirá reforzar el perfil como una persona solvente para obtener el puesto que se busca.

Mostrar la capacidad de adaptación

La adaptabilidad siempre ha sido una habilidad buscada por los empleadores. Sin embargo, ahora es más importante que nunca. Con nuevas tecnologías y estilos de trabajo siempre emergentes, el mundo laboral está atravesando grandes cambios.

La pandemia de coronavirus es solo un ejemplo de cómo en todos los ámbitos fue imprescindible adaptarse rápidamente a nuevas formas de trabajar y, en muchos casos, trabajar de forma remota durante largos períodos de tiempo o tener que asumir roles completamente nuevos.

La mejor manera de demostrar que flexibilidad y que se cuenta con la capacidad de adaptación que todo puesto necesita, es mostrar la forma en que uno lo hizo en el pasado. Esto significa proporcionar ejemplos de cómo se ha adaptado a los cambios en los estilos de trabajo, bloqueos, etc. o cómo se tuvo que aprender a operar nuevos sistemas remotos, o pasar rápidamente a un nuevo equipo después de un cambio de estrategia empresarial forzado por una pandemia.

Brevedad

Por último, la extensión de un CV no debe superar una o dos páginas A4, ya que esto puede resultar abrumador para los reclutadores y, de hecho, podría retrasar su lectura. Si encuentra que su CV se está volviendo un poco largo, puede intentar recortar su perfil para que sea breve y asegurarse de que solo incluya la información más importante para sus trabajos de destino.

Retomando un concepto anterior, se pueden eliminar trabajos antiguos de hace 10 años o más en los que los reclutadores no estarán interesados. Puede resumir la experiencia pasada agrupando numerosos roles en una sola oración si se desea mostrar alguna evidencia de esos antecedentes. Por ejemplo, “10 años trabajando como analista de negocios con finanzas corporativas”.

Tener un CV de 2 páginas no es un requisito legal o normativo. Es solo que la experiencia de los especialistas indica que es la longitud perfecta para llamar la atención de los reclutadores y empleadores ocupados; cualquier cosa más larga corre el riesgo de que no se lea.

Por supuesto, si el texto se derrama en la tercera página un poco, no va a arruinar el CV, pero ir a una cuarta página significará que es poco probable que el CV sea leído.

Por otro lado, tener un CV de solo 1 página le dificultará incluir toda la información necesaria para demostrar la idoneidad del postulante para los puestos a los que se postula.

Esencialmente, solo se necesita adaptar la longitud del CV para adaptarse a los períodos de atención notoriamente cortos de los reclutadores y gerentes de contratación, al tiempo que les brinda suficiente información para impresionarlos.

Al asegurarse de que el CV esté formateado de manera efectiva e incluya solo la información más importante y relevante, puede aumentar las posibilidades de captar la atención del reclutador, impresionar a los gerentes de contratación y obtener entrevistas para los mejores roles.

Fuente: Infobae

Te puede interesar