Lo que a la Argentina le hace bien: Llamado a los pacificadores

Editorial 15 de septiembre de 2020 Por Identidad Noticias
Cómo se empeña el ser humano, en profundizar el error, en persistir en lo que no funciona, en la decadencia. Peor aún, cuando quienes nos dirigen se encargan de hacer foco en las diferencias, en la grieta que tanto mal nos hace como sociedad.
bandera_deuda_argentina_link_crop1583261167674

Cómo se necesita el consejo del creador, de aquel que ofrece su paz perdurable, el consejo del manual del producto. Porque claramente no hemos de esperar la solución de los problemas del hombre por el hombre mismo.  

Hoy más que nunca nuestro país necesita la presencia y la acción de los pacificadores (aquellos que obran desde la verdadera paz, los que la han encontrado) pero no necesita ser proclamada en espacios cerrados, sino declarada y demostrada en la sociedad misma, en las calles, en los medios de comunicación, en el comercio, en el trabajo, en la profesión, en las relaciones interpersonales, en la vida diaria. Puesto que la agenda oficial está abocada a profundizar en las diferencias como un parámetro de separación, planteando una sociedad dividida entre buenos y malos, mintiendo a la gente cuando hacen creer que el que piensa distinto, es malo y el que piensa igual es bueno. La historia ha demostrado que eso es inexacto. Hoy más que nunca los que creen en Dios y lo viven necesitan operar pacificando cada rincón de nuestro bendito país, reparando lo destruído, construyendo en lo que tiene garantía, en lo que no desvanece, haciendo foco en lo que a nuestra Argentina le hace bien.

Recuerdo lo que dice 1º  Pedro 3: 11  “El que quiera amar la vida y gozar de días felices que refrene su lengua de hablar el mal y su labio proferir engaños que se aparte del mal y haga el bien, que busque la paz y la siga”.

 Autoridades, busquen consejo en Dios, mediten y esfuércense por practicar sus principios y quienes ya lo hacen y creen, sean influencia, hagan el bien. 

Príncipe de Paz… Haz que te encontremos. 

Por: Dionel Mereles. Corrientes, Argentina.

Te puede interesar