Con tres goles de Santos Borré, River vapuleó 6-2 a Nacional en Uruguay y avanzó a las semifinales de la Copa Libertadores

Deportes 18 de diciembre de 2020 Por Identidad Noticias
En el Parque Central, superó la fase con un global 8-2. Santos Borré -3-, Carrascal, De La Cruz y Bruno Zuculini anotaron para la visita; Ayrton Cougo y Santiago Rodríguez, para el Bolso, que sufrió la expulsión del arquero Rochet (18′PT). Ahora, el Millo enfrentará a Palmeiras
SFIDFRKP5F3O6TYJKZJICZUS5E

River se convirtió en el nuevo semifinalista de la Copa Libertadores. En el Parque Central de Montevideo, el Millonario, actual subcampeón, vapuleó 6-2 a Nacional de Uruguay y avanzó de fase con un global 8-2. Rafael Santos Borré, con tres tantos, Jorge Carrascal, Nicolás De La Cruz y Bruno Zuculini anotaron para el equipo argentino; Ayrton Cougo y Santiago Rodríguez lo hicieron para el Bolso. El árbitro fue el chileno Roberto Tobar, quien expulsó de manera directa al arquero local Sergio Rochet a los 18′.

En la ida, en un encuentro que quedó envuelto por algunos discutidos fallos del VAR, los dirigidos por Marcelo Gallardo habían ganado por 2 a 0 en el Libertadores de América gracias a los tantos de Gonzalo Montiel -de penal- y Bruno Zuculini.

De esta manera, River se enfrentará en semifinales a Palmeiras, equipo que aún no conoce la derrota en lo que va del certamen. En la fase de grupos lideró su zona con 16 unidades (relegó a Guaraní, Bolívar y Tigre) y luego eliminó por goleada a Delfín de Ecuador y Libertad de Paraguay. El otro que avanzó de ronda fue Santos, tras eliminar a Gremio, y espera por el rival entre Boca (0) y Racing (1), que jugarán la revancha el próximo miércoles en La Bombonera.

River resolvió rápidamente el encuentro ante Nacional de Uruguay, que comenzó bien plantado y le jugó de igual a igual hasta que sufrió la expulsión de su arquero Sergio Rochet a los 18 minutos. Antes, Martínez había llevado peligro al arco de Armani con una gran jugada personal que terminó con un remate que salió apenas desviado, mientras que Carrascal también tuvo su chance, pero se encontró con un muy bien ubicado Rochet para contener en dos tiempos.

Justamente, el guardameta del Bolso fue el protagonista principal de la jugada que cambió por completo el partido. Carrascal, otra de las figuras de River, metió un pase preciso para Santos Borré que fue interceptado por Rochet, quien se anticipó de manera perfecta pero el despeje terminó en los pies de Matías Suárez con todo el arco a su merced. Sin embargo, el ex delantero de Belgrano tuvo una mejor resolución y enganchó ante la desesperada salida del arquero, que le cometió falta y se fue expulsado con roja directa por fuerza excesiva.

A partir de entonces, fue todo de River, quien manejó los hilos del encuentro y llegó a la apertura del marcador diez minutos después. Jorge Carrascal mostró una vez más su riqueza técnica y luego de enganchar para su perfil diestro, coló del ángulo la pelota. El Millonario controló el partido, no se desesperó y alcanzó el merecido segundo tanto a los 44′, con una definición muy similar, pero esta vez de parte de Nicolás De La Cruz. Cuando parecía que la etapa finalizaba con esta ventaja, Nacional elaboró una impecable jugada colectiva y descontó un minuto después por intermedio de Ayrton Cougo.

Como era de esperarse, River salió con todo al complemento. Cuatro minutos le alcanzaron para que Bruno Zuculini anotara el tercero y segundos después el cuarto, aunque este estuvo bien anulado por offside. En tanto, Santos Borré estrelló la pelota en el palo y, con mucha fuerza de voluntad, Nacional marcó el segundo a los 9′ por intermedio de Santiago Rodríguez, quien enganchó de manera perfecta para sacarse de encima a Paulo Díaz y definió aun mejor ante Franco Armani.

El arquero suplente Luis Mejía se lució con una estupenda tapada a un remate de tiro libre de Nicolás De La cruz que tenía destino de gol. El manotazo evitó que la pelota ingresara por el ángulo superior izquierdo. Nacional respondió con un cabezazo muy bueno de Gabriel Neves, seguido de cerca por Gallardo, que encontró de casualidad Armani en la línea, luego de que la pelota pegara en el palo.

La única mancha de River al partido casi perfecto que jugó volvió a ser la pelota detenida. Este déficit lo arrastra desde hace un tiempo. Esto, sumada la confianza que le daba saber que el rival tenía que marcar muchos goles para soñar con superar la fase, generó serias desatenciones defensivas en el Millonario. Fue así como ante una mala salida de Paulo Díaz, casi termina con el gol del Ignacio Lorez.

Poco le importó esto a River, que en cada ataque llevó peligro de gol. Rafael Santos Borré convirtió el cuarto, mientras que Carrascal por milímetros no convirtió el quinto, tras una excelente acción individual dentro del área. Nacional, que terminó jugando con muchos jóvenes, sintió el desgaste y la intensidad que le puso River a su juego. El Millonario nunca sacó el pie del acelerador y Santos Borré volvió a anotar dos veces más, tras un sorprendente quedo de la defensa del conjunto local, para cerrar una noche perfecta con tres tantos y el pase de ronda.

Te puede interesar